Tipos de bonos

Emisiones de bonos internacionales

Eurobonos

La denominación de Eurobonos puede llevar a engaño ya que, del nombre, se podría pensar que los eurobonos se refieren a los mercados europeos de bonos o al euro, la moneda europea. Los eurobonos son, en realidad, los bonos que se expresan en una moneda distinta a la del país donde se emiten. Suelen emitirse en más de un país emisor y se comercian a través de los centros financieros internacionales.

Las empresas y los organismos supranacionales son los mayores emisores en el mercado de eurobonos. Los organismos supranacionales (tales como el Banco Mundial o el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo) utilizan dichas emisiones de bonos o bien para financiar el desarrollo de mercados emergentes o para apoyar a los países en desarrollo. Las empresas, que incluyen a los bancos y a las entidades multinacionales, emiten eurobonos para finalidades distintas, incluyendo financiación de capital y otros proyectos. El país de la moneda en la que se emiten los eurobonos no legisla sobre ellos. Los eurobonos se conocen también como "bonos al portador", no aparecen en ningún registro centralizado así que a quien tenga o porte el bono se le considerará su titular. Su condición de "al portador" también permite que los eurobonos se tengan de manera anónima.

El mercado de eurobonos es, en gran medida, un mercado institucional mayorista con participación en bonos de las grandes instituciones. En general, hay pocos inversores individuales en el mercado de eurobonos, menos en el Reino Unido que en el continente. Debido a que muchos inversores son titulares de eurobonos durante mucho tiempo, es posible que tales emisiones de bonos no se comercien con frecuencia, lo cual hará más difícil que un inversor que quiera comprar o vender un eurobono pueda calcular el precio de mercado.

Clases de eurobonos

  • Los eurobonos convencionales u ordinarios tienen un cupón fijo (que se paga normalmente de manera anual) y una fecha de vencimiento en la que se reintegra todo el capital.
  • Los pagarés de interés variable (FRN, en sus siglas en inglés) son emisiones de bonos de corto a medio plazo, con un tipo de interés nominal o cupón que "varía", es decir, que sube o baja en relación con un tipo de referencia más algún "spread" o margen suplementario de puntos básicos (siendo cada punto básico una centésima parte del uno por ciento). El tipo de referencia o benchmark es normalmente el LIBOR (Tipo interbancario ofertado de Londres) o el EURIBOR (Tipo ofertado interbancario europeo). El "spread" o margen que se añade a ese tipo de referencia es una función de la calidad crediticia del emisor.
  • Los bonos cupón cero no tienen pago de intereses. Es posible que el inversor en este tipo de eurobonos esté buscando algún tipo de ventaja fiscal.
  • Los bonos convertibles se pueden canjear por otro instrumento, generalmente por una participación ordinaria o por acciones (fijadas anticipadamente con un precio ya establecido) de la entidad emisora. El titular del bono decide si convertir el bono o no. En los bonos convertibles, el cupón a pagar es, por lo general, más bajo que el que se pagaría en otros casos. Debido a que los bonos convertibles se pueden ver más como acciones de capital que como bonos, los riesgos del crédito y del tipo de interés son, para los inversores, más altos que con los bonos convencionales.
  • Los bonos de alto rendimiento también forman parte de los mercados de eurobonos, una clase de bonos (antes que un "tipo" de bonos) con los cuales los inversores podrían encontrarse. Los bonos de alto rendimiento son aquellos calificados como "por debajo de la calificación de solvencia" por las agencias calificadoras del crédito (esto es, el emisor tiene una calificación de crédito por debajo de BBB).

Eurobonos: Compra y venta

Tanto los bancos como los agentes pueden ayudar a los inversores a comprar y a vender los eurobonos, aunque la mayoría de los profesionales del mercado aconsejan a los potenciales inversores particulares que se asesoren y se aseguren de que los agentes y los bancos que van a emplear tengan experiencia en la clase de eurobonos en la que están interesados.

Los emisores de los eurobonos cotizan sus precios en relación con el LIBOR, el EURIBOR o al curva de rendimiento del Mercado de bonos del Tesoro de los Estados Unidos, a los que se ajustan para indicar la calidad crediticia del emisor.

Algunos inversores que estén considerando invertir en eurobonos, especialmente los expresados en una moneda distinta a la del dólar de los Estados Unidos, podrían observar la mención de una curva de swap o de permuta en relación con la cotización de precios. Una permuta de los tipos de interés tiene que ver con la manera en que tanto las empresas como los bancos creen que irán los tipos de interés: si los tipos subirán, bajarán o se mostrarán estables y si se trata realmente del tipo fijo que los bancos pagarán para convertir un bono de tipo variable a uno fijo para los distintos vencimientos.

Se encuentran ventajas en las inversiones en eurobonos pero, también, éstas conllevan complicaciones y riesgos. Los inversores particulares pueden considerar tanto los emisores particulares de eurobonos o los fondos de eurobonos.

En el caso de los emisores particulares de eurobonos, la calidad crediticia y el tipo de crédito del emisor son los aspectos más importantes que un inversor debe conocer. Los inversores tienen riesgo de crédito al invertir en un eurobono y han de ser capaces de juzgar si el rendimiento que genera el bono es merecedor del riesgo. La calidad crediticia de ciertos sectores de los emisores de eurobonos puede ser, por lo general, más alta que la de otros, pero cada inversión debe basarse tanto en el emisor como en los estudios y la documentación facilitada, y no en una impresión general acerca de qué clase de entidades son buenas o malas.

Si el emisor del eurobono es una empresa, puede también existir un "riesgo de evento" importante, ya que las calificaciones de crédito pueden variar en el tiempo, del mismo modo que las empresas cambian.

También, como ya se apuntó anteriormente, muchos inversores mantienen los eurobonos durante mucho tiempo con lo que sus emisiones no se negocian de manera frecuente, lo cual hará más difícil para un inversor que quiera comprar o vender un eurobono calcular el precio de mercado. Consulte con un asesor financiero.

Mercados Globales

Amos duci mus qui bla dientium.

Mercados Gubernamentales

Amos duci mus qui bla dientium.

Mercados Cuasi-soberanos

Amos duci mus qui bla dientium.

Mercados Corporativos

Amos duci mus qui bla dientium.

Mercados de Deuda Garantizada

Amos duci mus qui bla dientium.

News

    This content is temporarily undergoing maintenance and will be re-installed as soon as possible. Apologies for any inconvenience caused.

Commentary

    This content is temporarily undergoing maintenance and will be re-installed as soon as possible. Apologies for any inconvenience caused.

Las informaciones presentes se han preparado únicamente con fines divulgativos y no constituyen asesoramiento de inversión de ningún tipo ni ofrecen la compra, la venta o la promoción de ningún producto o servicio. No debería tomarse ninguna decisión de inversión que estuviera basada en las informaciones presentes. Le rogamos lea nuestras Condiciones de Uso.